Mucha gente comienza a empapelar sin antes haber preparado sus paredes para ello. ¡Error! Si haces esto, al 99,9% el papel no te quedará bien, y el resultado dejará mucho que desear.

Si quieres que tu papel quede perfecto, debes saber que una pared bien preparada es garantía de éxito en el acabado final del empapelado.

Este post te puede interesar:

Cómo preparar la pared que vamos a empapelar.

Por ello, antes de colocar el papel, revisa la pared para comprobar que esté limpia y seca. Si has hecho alguna pequeña obra y hay algún roce o tiene marcas de antiguos cuadros, repara posibles desperfectos utilizando masilla. Y, si fuera necesario, no dudes en lijarla.

Cuando hayas reparado los desperfectos, píntala de forma uniforme utilizando pintura plástica de color claro, a poder ser blanco, antes de instalar el papel.

Aunque sea bastante grueso, el papel no lo tapa todo, y un desperfecto o cambio de tonalidad del fondo podría afectar al resultado final, ya que se transparentaría en el papel, especialmente si este es de color blanco o claro.

foto papel transparenta 2 - ...las paredes deben ser blancas y uniformes

Se ven en este caso las marcas a lápiz realizadas en la pared para indicar donde irían las tomas eléctrticas.