Cuando vamos a empapelar una pared, es muy posible que no hayamos calculado correctamente la cantidad de rollos necesarios, y que acabemos quedándonos cortos. También es muy probable que durante la instalación se estropeen algunas tiras que debemos desechar.

Si esto ocurre, necesitaremos comprar más rollos de papel para terminar el trabajo. Por ello es muy importante conservar las etiquetas de los rollos de papel pintado, para así conocer de primera mano la tintada y/o la fabricación de los papeles que ya hemos instalado, y asegurarnos de comprar rollos del mismo lote.

Teniendo las etiquetas, al realizar tu nuevo pedido podrás indicarnos el Batch o tintada. Si se hubieran agotado los rollos de esa fabricación, te informaremos y te ofreceremos la mejor solución.

¿Un consejo? Procura no instalar tiras de diferentes tintadas en una misma pared, ya que podría apreciarse una pequeña diferencia. Si tienes que cambiar de tintada, realiza el cambio a partir de una esquina, para así disimularlo y evitar que se note.

Relacionados