Los papeles pintados tejido no tejido son papeles de última generación llamados papeles Non Woven o TNT, y reciben este nombre en alusión al tipo de soporte que llevan.

El papel pintado TNT cuenta con una base de fibras de alta calidad unidas entre sí sin ser tejidas, lo que le aporta una mayor resistencia al soporte, al no formar hilos. A diferencia de otros tipos de papel pintado, el estampado o dibujo se imprime directamente sobre el soporte.

La principal ventaja de los papeles TNT es que para instalarlos tan solo hay que aplicar cola a la pared, lo que permite colocarlos más fácilmente.

Ofrecen también otra ventaja al retirarlos, pues no dejan restos en la pared. Simplemente hay que tirar de las puntas de cada tira y se desprenderá el papel cómodamente de una sola vez, tanto el soporte como el estampado, quedando las paredes limpias, totalmente impecables, sin ningún resto de papel.

Al contrario ocurre con los papeles tradicionales o papeles dúplex, que se componen de un soporte de papel y una lámina que está estampada con el diseño. Al arrancarlos no suele salir toda la tira de una vez, y en ocasiones hay que mojar la pared para eliminar los restos de soporte que se hayan quedado adheridos.

Si quieres saber más sobre el papel pintado tejido no tejido y el resto de tipos de papel, este post te interesa:Diferentes tipos de papel pintado: base de papel, TNT, vinílico, no vinílico… ¿Cuándo elegir cada uno?.”