Actualmente, las tintas con las que se fabrican los papeles pintados son ecológicas y totalmente respetuosas con el medio ambiente. ¿Esto influye a la hora de lavarlos?

La respuesta es sí, y es que, las tintas ecológicas, cuando están húmedas, no se deben frotar para que no se destiñan. Esto ocurre, por ejemplo, cuando están en contacto con la cola, al poco de ser instalados en la pared.

Por ello, a pesar de que se trate de un papel pintado lavable, hay que esperar entre dos y tres días después de empapelar para poder lavarlo sin ningún riesgo, ya que hasta este momento no alcanza la lavabilidad indicada por el fabricante. A partir de este momento, la cola se habrá secado y podrás limpiarlo sin problemas.

En Papel and Deco contamos con un amplio catálogo de papeles pintados vinílicos extra lavables, que se muestran la mejor opción, especialmente para zonas como la cocina o el cuarto de baño, donde existe un mayor riesgo de que se manchen.

Son papeles pintados muy resistentes y fáciles de lavar, ya que cuentan con una capa vinílica que los protege de la humedad, les aporta una elevada resistencia y permite que se puedan eliminar las manchas fácilmente utilizando una esponja o un paño húmedo.

Pero, como hemos comentado, espera dos o tres días tras su instalación para lavarlos. Y, si tienes dudas y quieres mantener tus revestimientos de pared en las mejores condiciones, no te pierdas el siguiente post: “Cómo limpiar el papel pintado de las paredes como un profesional”.