10 May Empapelar es sencillo. Te explicamos cómo

Antes de ponerte manos a la obra te recomendamos que compruebes que tienes todos los útiles y materiales necesarios:

  • Papel pintado suficiente y el tipo de cola adecuado.
  • Un metro.
  • Un rodillo o brocha grande para aplicar la cola.
  • Cubeta para la cola.
  • Un rodillo especial para las juntas.
  • Tijera y cúter afilado
  • Cepillo de empapelar o un trapo limpio y seco para alisar el papel
  • Plomada
  • Regle o listón grande para cortar los sobrantes de papel del techo y del rodapié.

En el caso que utilices un papel pintado con soporte de papel, necesitarás una mesa de empapelar o dos caballetes y una tabla grande, para dar cola a las tiras de papel.

Recuerda que con los nuevos papeles de soporte Tejido No Tejido (TNT), la cola se aplica directamente sobre la pared y no necesitarás la mesa de empapelar.

Te recomendamos también disponer de una escalera y cartón para cubrir el suelo.

Empecemos:

Antes de abrir los rollos, comprueba que todos son del mismo lote o tintada (bath), eso nos garantiza que todos tienen el mismo color al ser de la misma fabricación. Si alguno fuera de otro lote, utilízalo para otra pared, no mezcles las tiras y así evitarás que se note diferencia de tono entre unas tiras y otras.

Conserva las etiquetas de los rollos hasta que termines el trabajo por si necesitaras comprar algún rollo más. Nos evitaremos sorpresas

Ahora es el momento de abrir los rollos y comprobar que no tienen ningún defecto de fabricación.

Con la superficie a empapelar limpia y seca (consulta nuestro post “Como preparar la pared que vamos a empapelar”), comienza a aplicar la cola, previamente preparada, en la pared.

Si tu papel es de soporte de papel, debes dar cola al revés del papel y a la pared.

Corta las tiras de papel unos centímetros más largas que la altura de la pared. Si el modelo que has elegido tiene case, súmale también los centímetros que el fabricante indica en la etiqueta.

Te recomendamos poner una plomada para que la primera tira quede totalmente recta. Desgraciadamente las paredes no lo están.

Con la ayuda de una escalera si fuera necesario, empieza a pegar la tira a la pared desde el techo hasta el suelo y pasa el cepillo de empapelar de arriba hacia abajo y del centro a los lados para alisar el papel y eliminar las burbujas de aire.

No te preocupes si no desaparecen todas; cuando se seque comprobarás que ya no están.

A partir de esta primera tira, ve colocando las siguientes haciendo coincidir el dibujo y sin montar un papel con otro; deben quedar muy juntas pero no montadas.

Si no te ha quedado bien, no te preocupes. Despégala, dale cola a la pared de nuevo si fuera necesario y colócala otra vez. Las siguientes te resultarán más fáciles.

Retira los restos de cola sobrante de las juntas con un paño limpio y humedecido con agua pero sin frotar, para evitar que destiñan. Las tintas de los papeles pintados no son lavables hasta que no están totalmente secos. Repite si fuera necesario.

Para cortar   los sobrantes de papel del techo y del suelo, utiliza el cúter y con la ayuda del regle o listón, quedarán rectos.

Repasa las juntas con el rodillo para juntas y así te asegurarás, que están bien pegadas.

Si el papel tiene relieve no utilices los rodillos para juntas, podría deteriorarse. Presiona con un paño seco y listo.

Ya tenemos el trabajo acabado. ¡Mira como ha cambiado tu casa!

Hasta nuestro próximo post.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies